Presentación

La Mujer y la Mar

Almas azul marino

Ernest Hemingway dijo en el libro El viejo y el mar… “Él siempre pensaba en el mar como la mar, que es como le dice la gente que la quiere.”

Hemos navegado por mares y océanos, captando imágenes durante más de diez años, desde el pequeño ojo de buey de nuestra embarcación, y las hemos escrito con luz en nuestro cuaderno de bitácora. Queremos que conozcáis la belleza de estas mujeres, para que os enamoréis de su alma, un alma de color azul marino.

Buscamos transmitir mediante la estética de las imágenes que buscan la poesía entre el realismo y el formalismo, que conozcáis la existencia de estas mujeres invisibles a la sociedad.

A veces hacemos algo o a alguien invisible, porque solo lo vemos, pero no lo miramos, fundamentalmente porque no le damos el valor que realmente tiene.

Nuestro objetivo es aportar ese pequeño grano de arena que ayude a crear cambios de tendencias en la dirección de favorecer la igualdad.

Hemos visto en este nuestro primer viaje, Sirenas, Diosas Celtas, Ángeles del Mar, a la Diosa Romana Minerva, a Nesea, la Diosa Nereida que llamaban la Isleña, en la Ciudad sumergida vimos a Carolina, a Cristina, nuestro Destello del Norte, y también vimos a Paula y las Nereidas de la Ons, a las heroínas del mar de Newfywater, y a la hija del sol  y de la luna, que se llama Tania, y a Gemma, la forma del agua, y unos tesoros que eran “peperete”, a Marina, la Dragona Azul y una Reina Vickinga.

Nos apasiona el mar, nos apasiona contar historias y hacerlas visibles, pero, sobre todo, nos apasionan las vivencias con todas estas mujeres, que se han quedado con un trocito de nuestro corazón para siempre. Todos los momentos que hemos coleccionado juntos, se quedan en lo más profundo de nosotros para la eternidad.

Tenéis cuerpo de mujer y alma de mar…

Notas  

Alma azul, representa la integridad.

El verbo ver, de acuerdo con la definición del DRAE (2001), significa, en su primera acepción, 
'percibir por los ojos los objetos mediante la acción de la luz'.  
Mirar, por el contrario, en el DRAE, aparece explicado con las siguientes palabras, 
'fijar la vista en un objeto, aplicando juntamente la atención'